LA PIRÁMIDE INVERTIDA

Los babyboomers alemanes nacieron justo después de la segunda guerra mundial en lugar de los años sesenta como sucedió en España, por lo que nos llevan 15 años de ventaja que podemos aprovechar para prepararnos y evitar lo que allí ya están viviendo.

 


Si vd. pertenece a la generación Baby Boom española debe saber que nuestro país es el segundo con mayor esperanza de vida del mundo, 84 años para el hombre y 89 para la mujer, y que por los avances de la ciencia y medicina, dicha esperanza de vida se incrementa tres meses cada año que transcurre, por lo que a los nacidos en la década de los sesenta se les vaticina un promedio de cien a ciento cinco años de vida.

Esa es la buena noticia, la mala es que hay dudas más que razonables de que por la baja natalidad generada por esta generación, no van a cobrar las pensiones o si las cobran, van a ser míseras como ya está sucediendo en Alemania.

Como profesionales inmobiliarios le proporcionamos una solución estable y segura a largo plazo que encontrará en el siguiente caso práctico donde se profundiza en las razones demográficas que generan esta situación.

Mírese el vídeo en este enlace y llámenos 856 059 305.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com

Anuncios

Mi vivienda NO tiene demanda

¿Qué demanda tiene mi vivienda?

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta antes de salir a la venta es qué demanda tiene mi vivienda.

¿Por qué?

Porque dependiendo de la demanda, variará el precio m2 construidos y el tiempo que tardará en venderse.

La demanda va depender de la ubicación, año de construcción, calidades, tipología, los servicios de la zona, etc

En este sentido, es importante  conocer bien la demanda, pues inclusive en la misma zona dos residenciales cercanos no tienen por qué tener la misma demanda, uno la puede tener alta y el otro baja.

Esta información es difícil de obtener, pero algunas agencias bien cualificadas disponen de estos datos.

Podemos clasificarlas en tres tipos: ALTA, MEDIA Y BAJA.

Las viviendas con demanda ALTA  son las primeras que se revalorizan y las que más potenciales compradores interesados tendrán para una futura venta, por lo que es más fácil su venta una vez ajustado el precio.

La mayoria de las viviendas que encontramos tienen demanda MEDIA en el mercado, son las más frecuentes y esto complica la venta, pues el comprador tiene más ofertas para poder decidirse. Con estas habrá que hacer un esfuerzo extra para conseguir el objetivo, la tan deseada venta.

Por otra parte, están las viviendas con BAJA demanda,  que al no tener clientes interesados que quieran comprar por regla general es que no se produzca la venta  incluso bajando el precio. Aunque por supuesto  hay excepciones y eso no quiere decir que no haya un interesado puntual en algún momento el cual el ofertante no debería dejar escapar.

¿Que hacer con este tipo de inmuebles?

Actualmente hay una gran demanda de alquileres, así que aconsejamos acondicionar el inmueble para salir al mercado de alquiler. De esta manera podrá obtener una renta por algo que en el mercado de venta no tiene valor.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com

¿Cuál es el precio para vender?

Quizás esta sea la parte más complicada de decidir. En la mayoría de los casos, los vendedores ponen el precio fijándose en viviendas similares de la zona publicadas en los distintos portales inmobiliarios, por lo que escuchó que le dijo el vecino, por lo que ellos creen que vale su casa, e incluso según lo que tienen previsto comprar con el dinero de la venta y esto no es correcto.

Si nos fijamos en los portales inmobiliarios, lo que encontramos suelen ser siempre las mismas viviendas publicadas. De hecho, es posible que algunas se vendieran hace ya tiempo y ni siquiera hayan tenido la delicadeza de darlas de baja. Pregúntese por qué.

¿En qué se basaron para ponerle el precio a la vivienda? Aquí es importante un buen estudio de mercado para ajustar el precio a la realidad de hoy. Salir en su precio nos permite ahorrar tiempo y dinero.

Debe tener en cuenta que no será la única vivienda a la venta de la zona y que tendrá que competir con el resto de inmuebles similares que estén en el mercado.

Si esto no lo puede hacer por usted mismo, tendrá que solicitar la intervención de un profesional que le pueda ayudar.

Una agencia que disponga de un buen “BIG DATA”,es decir, una gran base de datos que le pueda ofrecer información veraz y le ayude a tomar la decisión correcta. Datos comparativos donde se pueda ver la “BRECHA”, o la diferencia que existe entre los precios iniciales de venta y los precios a los que finalmente se terminaron vendiendo.

Si fijamos el precio muy alto, no habrá visitas, si lo hacemos por encima de mercado tendrá la visita de algún curioso pero ninguna oferta, en cambio si toma la decisión correcta evitará que pasen ofertas por debajo del precio ofertado y conseguirá una venta rápida en las primeras visitas.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com

El Cartel para vender ¿Sí o No?

Sin duda el cartel es una valla publicitaria y a día de hoy todavía muy efectivo, por lo que el consejo en este caso sería “Cartel SI”.

  • En la mayoría de los casos, un cliente que llama por el cartel es un potencial comprador y suelen ser los más interesados.
  • Con el cartel todos los vecinos de la zona hablarán del piso a sus conocidos, son los que mejor venden la zona y los mayores difusores de la propiedad en venta.
  • Se generarán más visitas y más posibilidades de venta.
  • Reducirá el tiempo de comercialización en relación a los que no lo tienen.

Si finalmente decidimos colocar el cartel hay que tomar algunas precauciones:

1.- Debe estar bien sujeto, pues por inofensivos que parezcan si le cae a alguien encima es posible que le haga daño.

2.-Colocar uno donde mejor visibilidad tenga, no es necesario poner varios y mucho menos de distintas agencias. Esto lo que produce en el potencial comprador es la sensación de que el vendedor tiene una necesidad imperiosa por vender, con lo cual no beneficia la venta.

3.- También perjudica la venta un cartel viejo que lleve mucho tiempo y esté deteriorado, esto hace pensar que el precio de venta está muy alto o que el inmueble puede tener algún problema por lo que la misión del cartel deja de ser efectiva.

4.- Ojo con las viviendas que no estén habitadas, en este caso habría que analizar ubicación y situación de la vivienda para evitar los ocupas y los okupas. Lo mejor sería no colocarlo.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com

Prepara tu vivienda para su venta

En los tiempos que corren, vender una propiedad no es nada fácil. Lo cierto es que los potenciales compradores buscan muchísimo más, comparan diversos precios y tardan en decidirse bastante. No es una misión sencilla, por lo tanto, todo lo que pueda hacer para acelerar el proceso será bienvenido. Si queremos conseguir buenos resultados, necesitamos aplicar una serie de pautas que nos ayudarán a preparar una casa para la venta.

Inversiones mínimas y detalles que harán que la vivienda se muestre mucho más apetecible al comprador. Esperemos que le sean de gran utilidad.

1.- Aunque parezca algo sin importancia, lo primero que se debe hacer a la hora de vender nuestra casa es creernos la venta. Este cambio de actitud hará que veamos la propiedad como una mercancía, y por tanto, podamos venderla mejor al posible comprador. Debemos decirnos a nosotros mismos que ya no es nuestro hogar, e incluso imaginarnos dando las llaves a otra familia.

2.- El siguiente paso es despersonalizar la casa. Es decir, borrar todo tipo de recuerdo familiar como fotos que hablen de nosotros y los nuestros. Tenemos que intentar que el futuro comprador se vea viviendo en esta casa y si está llena de fotos y retratos familiares, esta ilusión por comprar se verá eclipsada en algunos momentos. Por tanto, la mejor opción es intentar eliminar del entorno todos nuestros artículos personales.

3.- Para preparar una casa para la venta, quizá tengamos que hacer algún tipo de inversión, siempre intentando que sea una inversión mínima. Revisemos puertas, ventanas, grifos y suelos. Si vemos que algo está deteriorado no nos quedará más remedio que cambiarlo. No es necesario optar por los materiales más caros. Aunque no sean los mejores, al ser nuevos, darán muchísima mejor impresión. Intentemos por tanto que la grifería y elementos del baño reluzcan, que los suelos estén uniformes con colores neutros y que las puertas y ventanas cierren correctamente, entre muchas otras cosas.

4.- Las casas con menos muebles suelen venderse antes. Esto es debido a que la visión espacial del lugar cambia. Los posibles compradores pueden imaginar mejor cómo quedarían sus propios muebles en cada una de las estancias. Además, las habitaciones parecerán más amplias. Así pues, será necesario ir retirando muebles que puedan estorbar en el paso o que sean demasiado grandes.

5.- Es imprescindible que los posibles compradores se encuentren la casa limpia. Para ello, tendremos que realizar una limpieza a fondo. Quite las telarañas, desempolve los muebles que muestre, limpie ventanales y nevera. Además, si es posible, intente pulir y encerar el suelo para que brille.

6.- Un punto muy importante en la preparación de una casa antes de venderla es la pintura. Es un recurso económico que hará cambiar por completo su casa; y es que con una mano de pintura, cualquier habitación parecerá mucho más nueva y luminosa. Intente elegir colores claros para que puedan captar mejor la luz. Además, si es el caso, deberá barajar la opción de pintar la fachada, ya que la primera impresión es importantísima.

7.- Por último, es importante tener cuidado con los exteriores, en el caso de que su casa los posea. Cortar el césped, arbustos y plantas será imprescindible para dar una imagen de orden y pulcritud. No queremos por nada del mundo que el futuro  comprador piense que es una casa dejada y abandonada, así pues, intentemos llenarla de plantas y colorido, que siempre da mucha vida.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com

¿Vender como particular o a través de una agencia?

Está claro que lo normal y la primera opción que toma tanto vendedor como comprador es hacerlo particularmente. 

Como agente y asesor inmobiliario lo que puedo decir es que si estás capacitado para hacerlo sin la necesidad de recurrir a un profesional me parece perfecto y sería la mejor opción en ese caso.

Pero si te dijera que con un profesional puedes ahorrar tiempo y dinero, ¿Te lo pensarías? “Seguro que sí”.

A continuación te damos los primeros consejos:

1.- Antes de trabajar con una agencia, pida referencias. ¿Se pondría en manos de cualquier cirujano si tuviera que operarse?

2.- No ponga su vivienda en manos de muchas agencias. ¿Cantidad o calidad? Solo conseguirá que su vivienda esté repetida infinidad de veces en los mismos portales y con diferentes precios, esto crea confusión en los compradores.

3.- Compruebe que la agencia dispone de oficina física. La atención personal y profesional siempre es una ventaja.

4.- Solicite copia de los documentos que firme. Los documentos deben ser claros y transparentes sin letra pequeña.

5.- Deje entrar en su casa solo agentes identificados con su tarjeta de empresa. Nunca se sabe con quien se está tratando.

6.- Pregunte en qué zona y en qué tipología de fincas están especializados. El que mucho abarca, poco aprieta.

7.- Confíe en aquellos que presenten datos estadísticos veraces sobre la realidad del mercado. El yo creo…… el yo pienso…….. no son datos fiables.

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó una decisión acertada

¡Usted Decide! www.rentalibre.com